NOTICIAS
Compartir

La bodega Dehesa de los Canónigos ha realizado una fuerte apuesta por el enoturismo en los últimos meses, con especial hincapié en poner en valor el patrimonio medioambiental de la Ribera del Duero, así como la arquitectura histórica de la finca, unido a la divulgación de la cultura vitivinícola.

En el último trimestre de 2017, la bodega recibió casi 400 visitantes, un 80% de españoles y un 20 % extranjeros, interesados en conocer una finca emblemática y probar los vinos que han logrado en los últimos años los más altos reconocimientos por parte los críticos más afamados a nivel mundial. Cabe destacar que el equipo de enoturismo ofrece visitas en varios idiomas además de castellano, como inglés, francés, alemán, ruso y chino, entre otros.

Dehesa de los Canónigos es una propiedad de 500 Ha. en las cuales es posible encontrar distintos ecosistemas, las 200 Ha. de un pinar que supone un importante pulmón verde para la parte más occidental de la Ribera del Duero, además de 60 Ha. de viñedo certificado ecológicamente y otra serie de cultivos, forman un conjunto de gran importancia natural y paisajística.

A todo ello, es preciso unir el edifico que alberga la bodega, una construcción que data de mediados del S. XIX el cual ha sido conservado por la Familia Sanz Cid para mantener su gran valor histórico y patrimonial.

Ecoturismo a orillas del Duero

El pinar de Dehesa de los Canónigos es un ecosistema mediterráneo poblado por el pino piñonero, donde también existen encinas, sabinas, pino resinero y quejigos, ubicado en el margen derecho del río Duero sobre suelo arenoso.

En la masa forestal los visitantes tienen la oportunidad de conocer la vegetación propia de la ribera (chopos, álamos, sauces, alisos…) conservada en perfecto estado de salud desde hace más de 100 años. La familia San Cid ha preservado la biodiversidad y la riqueza del pinar, conservando grandes árboles que destacan por su gran porte -80 cm de diámetro y más de 20 metros de altura-, para fomentar la multiespecidad natural de la masa arbórea y favorecer nichos ecológicos que albergan abundante fauna, como jabalíes, corzos, zorros, conejos, liebres, lirones o águilas calzadas, lechuzas, palomas, milanos, buitres, herrerillos, carboneros, abubillas o picapinos.

Los pinos producen piñas, leñas, madera, así como níscalos y setas de alto valor gastronómico. En los próximos meses está previsto que Dehesa de los Canónigos inaugure un huerto ecológico que completará la riqueza de la finca con el fin de realizar comidas armonizadas elaboradas con productos de altísima calidad.

Una finca histórica de la Ribera del Duero

La Denominación de Origen Ribera del Duero es un destino internacional, recomendado por numerosos medios de comunicación a nivel mundial, y las cifras de visitantes interesados en conocer la zona y disfrutar de grandes vinos aumentan exponencialmente año tras año.

Desde la salida al mercado de su primera añada, hace casi tres décadas, Dehesa de los Canónigos ha recibido a todo tipo de clientes y consumidores; pero ahora la bodega ha abierto un nuevo dentro de enoturismo. El objetivo de la familia Sanz Cid es que los visitantes sientan la Dehesa, que vivan su historia, conozcan el viñedo, el proceso de elaboración de los vinos, los prueben y disfruten a través de varias modalidades de visita. La oferta se ha adaptado a todo tipo de público, desde un producto más básico hasta otros más elaborados que incluyen catas para expertos, que varían según la época del año y temporada.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
🏅Ayer tuvimos el placer de recoger el premio a 'La Mejor Bodega' de la Academia de Gastronomía de Valladolid. Es un gran honor para nos...
🏅Ayer tuvimos el placer de recoger el premio a 'La Mejor Bodega' de la Academia de Gastronomía de Valladolid. Es u… https://t.co/WZ3nEGGx1C

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Más información