NOTICIAS
Compartir

El periodista Pepe Ribargorda, Padrino en 2011, recibirá las botellas de la edición                    especial del vino que se comercializará con carácter solidario

El consejero delegado del Club de Fútbol Atlético de Madrid, Miguel Ángel Gil Marín, ha sido nombrado Padrino de la Vendimia 2015 de Dehesa de los Canónigos, porque el Club que representa ensalza valores como el esfuerzo y el compromiso, que también caracterizan a la familia de esta bodega ribereña.

Miguel Ángel Gil toma el testigo de anteriores Padrinos, como el director del diario deportivo Marca, Óscar Campillo; el diestro Enrique Ponce o el periodista Pepe Ribagorda,  el primero en representar este título y quien propuso al nuevo Padrino de Vendimia.

Cada una de las personas que encarnan la figura del Padrino de Vendimia han sido escogidas por su filosofía, por luchar con esfuerzo, trabajo, humildad y pasión, por dar lo mejor de sí en cada una de las tareas que desempeñan, al igual que en Dehesa de los Canónigos hacen con sus vinos. “Ser Padrino de Vendimia es más que un honor, significa entrar, de alguna manera, a formar parte de nuestra familia”, explica Iván Sanz Gil, director gerente de Dehesa de los Canónigos.

El simbólico acto de nombramiento a Miguel Ángel Gil se ha celebrado este mañana en la propia bodega, arropado por otros compañeros del Club: José Luis Pérez Caminero, Emilio Gutiérrez, Mario Aragón y Antonio Alonso.

 Antes de tomar el relevo del anterior Padrino, el  dirigente del Atlético de Madrid ha tenido la oportunidad de sobrevolar el viñedo para ver de primera mano cómo se desarrolla una de las épocas más importantes en la elaboración de un vino.

Padrino de Vendimia solidario

Como novedad, el primer Padrino de Vendimia, Pepe Ribagorda, ha recibido el vino de la barrica con la que se obsequiará a todos los Padrinos, una edición limitada cuyos fondos irán destinados a una organización benéfica escogida por ellos mismos. En este caso, la Asociación ANIDAN será el destino del 100% del importe de las ventas, cuyo objetivo es atender las necesidades básicas de la infancia en el norte de Kenia.

 El vino edición especial Padrino de Vendimia de Dehesa de los Canónigos viste dos etiquetas únicas creadas para esta ocasión por el arquitecto Paco Somoza -responsable de la rehabilitación del patrimonio histórico-artístico de Zamora-, una muestra que pone de manifiesto la apuesta que Iván Sanz ha realizado en los últimos años por la cultura y el arte.

Una de las imágenes de la edición limitada representa  a la propia finca, mientras que la segunda es un homenaje a Pepe Ribagorda, debido a la amistad y apoyo que le une a la familia Sanz Cid desde hace años. La comercialización se realizará desde la bodega y su producción es de 225 botellas de 75 cl, 15 mágnum (1,5 L.) y cinco doble mágnum (3 L).

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
🏅Ayer tuvimos el placer de recoger el premio a 'La Mejor Bodega' de la Academia de Gastronomía de Valladolid. Es un gran honor para nos...
🏅Ayer tuvimos el placer de recoger el premio a 'La Mejor Bodega' de la Academia de Gastronomía de Valladolid. Es u… https://t.co/WZ3nEGGx1C

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Más información