NEWS
Share

La causa social ‘Médula para Mateo’ recauda 25.000 euros gracias a una venta privada del vino Dehesa de los Canónigos 2014 Edición Especial Óscar Campillo, celebrada en el Hotel Meliá Castilla de Madrid y a la que acudieron 80 personas.

La bodega de la Ribera del Duero Dehesa de los Canónigos donó a Óscar Campillo trescientas botellas de su vino en la cosecha 2014, cuándo el periodista fue nombrado Padrino de Vendimia. Cinco años después, y una vez que el vino está listo para su comercialización, la Familia Sanz Cid ha entregado el vino embotellado al periodista, responsable de escoger a qué organización sin ánimo de lucro o movimiento social se destina el importe de su venta.

La iniciativa ‘Médula para Mateo’, proyecto de investigación contra el cáncer infantil de la Fundación Unoentrecienmil, impulsada por el padre de Mateo, Eduardo Schell, tiene como objetivo el sensibilizar sobre la importancia de donar médula ósea.

Entre los asistentes, se encontraban en el acto el primer Padrino de Vendimia de Dehesa de los Canónigos, el también periodista Pepe Ribagorda, junto con otros Padrinos, como el director general de contenidos de Telecinco, Manuel Villanueva; el General Manuel Gorjón y el arquitecto zamorano Paco Somoza.

La Familia Sanz Cid y los Padrinos de Vendimia estuvieron arropados por el consejero delegado del Real Valladolid Club de Fútbol, Carlos Suárez; el consejero delegado de Vocento, Luis Enríquez; el director general de negocio de Vocento, Iñaki Arechabaleta; el director General de RTVCYL, Eduardo Álvarez; el director de Empresas de Telefónica, Juan Carlos Morán, el director del Itacyl, Fernando Lázaro así como una amplia representación del periodismo, especialmente del Grupo Vocento y del Diario Marca; así como restauradores y empresarios. También se contó con la colaboración de Jamones Blázquez y del guitarrista vallisoletano Raúl Olivar.

 

La magia de la sencillez

“Ser Padrino es una responsabilidad muy grande porque en el momento del nombramiento estamos vendimiando y eso marca el futuro de la cosecha, la de 2014 fue excelente”, prosiguió Iván Sanz, director gerente de Dehesa de los Canónigos, quien recogió las palabras de Óscar Campillo para definir a la labor de la Familia Sanz Cid como “la magia de la sencillez”.

Pepe Ribagorda, en su acto de nombramiento como primer Padrino de Vendimia en 2011, afirmó que “sólo desde el respeto a la tradición se alcanza la excelencia”, palabras que definen a la perfección los valores que comparten todos los Padrinos de Dehesa de los Canónigos junto, por supuesto, a la solidaridad.

Belén Sanz, que cumple 20 años como enóloga de Dehesa de los Canónigos, fue la responsable de explicar algunos detalles de una de las mejores cosechas de Ribera del Duero en los últimos años, no abundante en cantidad, pero si en calidad: “la añada 2014 fue curiosa, fue fría en general, lo que aporta a los vinos una mayor longevidad y les hace mucho más minerales, con una generosidad de aromas increíbles”.

FOLLOW US ON OUR SOCIAL NETWORKS
En #DehesadelosCanónigos somos unos privilegiados por vivir donde vivimos, rodeados de tanta naturaleza y tanta tra… https://t.co/bmYzgaTnpF

Cookies allow us to offer our services. By using our services, you agree to our use of cookies More information